16 de septiembre de 2007

Huele a tierra mojada

Una tarde más, como esta de Septiembre. Pasada la mitad del mes, como siempre, viene otra vez el viento, y el frio. Pero también la agradable sensación que eso me provoca.

El cielo se ha nublado otra vez, y yo aquí, en esta habitación que roza el cielo sin tocarlo,. Abro las pequeñas ventanas, con vistas al horizonte más eterno que jamás nadie contempló. Ventanas por las que no entra en estos momentos nada más que un aire agradable cargado del recuerdo. Y es que me pregunto por qué algunos olores, como el de un perfume, el mar, la hierba recién cortada o un simple café nos recuerdan, a... Es igual a quién o cómo, solo importa que son perfectos nexos entre el hoy y el recuerdo, las vivencias del pasado.

Hoy huele a mojado y mis recuerdos se reactivan una vez más. Es señal de que no duermen, solo permanecen inactivos, a la espera de nuevos estímulos que los saquen de la monotonía de la vida diaria.

Hoy he vuelto a recordar, cosas de esas agradable. Mientras, las cortinas se mueven, como si temieran mojarse. No lo harán, solo es el amago, la amenaza que nos espera en tantos días al salir del trabajo, universidad... Es sólo eso, nuestro miedo a la lluvia, como a otras tantas cosas. Pero eso no nos impide que ésta nos acerque la nostalgia por unos momentos, los inmediatos al cese de la misma. Cuando vuelve a salir el sol, y el cielo, aún gris, deja caer algun rayo de sol, tamizado por las nubes. E incluso dejando escapar colores y nuevas sensaciones.

Hoy, simplemente es uno de los días en que solo huele a mojado. A tierra mojada... Y ahora, ... vuelvo a pensar en forma de recuerdo...

2 comentarios:

commentador dijo...

Los recuerdos nunca duermen

La tierra mojada huele a ¿infancia??

Porque ya no huele a tierra mojada en casi ningún sitio

Jose dijo...

Son simplemente sensaciones.... Me recuerda a muchas cosas más, pero esa es una de ellas...es un poco la nostalgia que todos setnimos...Pero bueno...El tiempo pasó no? UN saludo COMMENTADOR